25/10/2010 - 21 usuarios online


Noticias de guión

Joaquín Oristrell escribe sobre su primera experiencia de rodar un guión ajeno

Oristrell
Oristrell

Por Joaquín Oristrell (*)

Esta es mi sexta película como director y la primera donde el guión es de otro: Albert Espinosa, responsable de un gran éxito del cine español "Planta 4ª". Cuando los productores me pasaron "Va a ser que nadie es perfecto" me quedé absolutamente trastornado. Nunca, hasta la lectura de este guión, había visto tratada la minusvalía de una manera tan original, desprejuiciada, moderna, divertida, profunda y necesaria. Al leerlo, me di cuenta inmediatamente de que era algo escrito desde dentro: sin ningún paternalismo, sin apenas más excusa argumental que seguir a tres maravillosos personajes a lo largo de una noche de verano y observarles. Verles y escucharles para acabar comprendiendo quienes son, como son y como viven sus singularidades.

Si había algo que hacía especialmente atractivo el proyecto era su dificultad. Hacer una comedia con un ciego, un cojo y un sordo requería a tres actores que estuvieran dispuestos a construir tres tipos de verdad. Que fueran cómicos, entrañables y que vieran a sus personajes tan desde dentro como los había escrito el autor. Necesitaba tres cómplices. Los encontré. Fernando Tejero, Santi Millán y José Luis García Pérez estuvieron trabajando durante un mes con ciegos, con cojos y con sordos. Antes de empezar a rodar, incluso salimos a la calle con sus personajes y nos mezclamos con la gente para poder enfrentarse a la ciudad como se enfrentan los tres protagonistas de nuestra historia.

Durante las siete semanas que duró el rodaje Fernando no vio, Santi no oyó y José Luis se olvidó de una de sus piernas. Yo intenté, por mi parte, ser el cuarto amigo del grupo.
Con ellos nos muestran sus minusvalías emocionales tres personajes más: Patricia, "la chica de rojo" (Teresa Hurtado), Yolanda, "la chica de la foto" (Mercè Martínez) y David, "el chico de las manos azules" (Xavier Corominas), almas perdidas en esa noche de viernes, en la que cualquier cosa puede ocurrir.
Para contar sus encuentros y desencuentros le añadimos un elenco de actores de primera para papeles episódicos, una batería de más de 1000 extras, una banda sonora con temas de rabiosa actualidad y el entusiasmo de un equipo que termina la película cantando un gospel entre abrazos y aplausos.

Con todos estos ingredientes, estoy convencido de que "Va a ser que nadie es perfecto" será la película que acerque definitivamente el mundo de los "minus" a los espectadores "enteros". Ese es nuestro objetivo: que después de verla nadie vuelva a mirar a un ciego, un sordo o un cojo con temor, lástima y aprensión. Sinceramente pienso que es un espléndido objetivo para una película.

(*): Autor de más de una veintena de guiones que han dado lugar a otras tantas películas en los últimos quince años, Oristrell colabora habitualmente con directores como Gómez Pereira, Colomo o Barroso. "Va a ser que nadie es perfecto", que se estrena el 27 de octubre, es su quinta obra como realizador.

© Columbia Pictures / abc guionistas

23/10/2006 08:24:18