25/10/2010 - 23 usuarios online


Noticias de guión

Azucena Rodríguez escribe sobre “Atlas de geografía humana”


"Atlas de geografía humana"

Por Azucena Rodríguez

Cuatro voces. Cuatro puntos de vista. Cuatro mujeres que rondan los cuarenta. En ese momento de la vida en el que “de casi todo hace ya veinte años”.

Reunidas por azar, en la elaboración de un atlas de geografía en fascículos, Fran, Ana, Marisa y Rosa, las cuatro protagonistas, comparten una edad decisiva, en la que el peso de la memoria matiza ya la conciencia del tiempo.

Tienen trayectorias vitales muy distintas. Pero las cuatro se enfrentan al rumbo que han ido tomando sus vidas y consiguen transformar la frustración y el desánimo que han dejado el paso de los años en proyectos que las harán más felices.

“Atlas de geografía humana” es la crónica sentimental de cuatro mujeres que se plantean qué es para ellas el amor y el papel que ha de jugar en sus vidas.

La novela homónima en la que se basa (escrita por Almudena Grandes) penetra hasta el fondo en sus personajes y nos muestra con admirable hondura sus itinerarios interiores y exteriores. Partiendo de los sólidos cimientos que proporciona, he intentado llevar a la pantalla esos cuatro retazos de vida reconocible y vivida por muchas mujeres, que no están acostumbradas a que sus dudas, sus miedos, sus alegrías y sus sinsabores, sean el foco de atención en las películas.

Los lectores de la novela se cuentan por cientos de miles y en ellos pienso cuando me planteo la adaptación a la pantalla, pero no sólo en ellos. Tengo en cuenta a los lectores cuando decido mostrar, con absoluta fidelidad, el espíritu de los personajes y las principales peripecias en las que se ven envueltos en la novela.

Y pienso en los que no la han leído, cuando me planteo que lo que se cuente en la pantalla debe tener sentido por sí mismo. La película tiene que producir la sensación, como les sucede a los lectores de la novela, de que conocen y se reconocen en esos personajes, que esas vidas son también un poco las suyas.

En definitiva, se trata de que el espectador, sea o no lector de la novela, sienta que los problemas a los que se enfrentan los personajes no les son ajenos y que las soluciones que ellos encuentran pueden ser una valiosa sugerencia, un camino por el que seguir.

Porque las cuatro mujeres de la película aprenden eso que a veces nos cuesta tanto admitir cuando vamos cumpliendo años, y es que las cosas cambian. Parece imposible, es increíble, pero a veces pasa.

(*) Azucena Rodríguez es realizadora y guionista, con ayuda de la propia Almudena Grandes, de “Atlas de geografía humana” que se estrena este mes de marzo en España.

© Alta Films / abc guionistas

07/03/2007 00:54:52