05/01/2010 - 17 usuarios online


Noticias de guión

Fernando Castets abrió los cursos "Un verano de Guión" en Córdoba


"Luna de Avellaneda"

El primer día de curso para los alumnos de los cursos "Un verano de Guión", organizados por la plataforma abcguionistas, que se imparten del 18 al 29 en Córdoba (España) han servido para que uno de los mejores guionistas en lengua española presentase y desvelase algunos de los entresijos de su última película, "Luna de Avellaneda".

Fernando Castets ha explicado de entrada los orígenes de esta su tercera colaboración con Juan José Campanella. "La película pretendía basarse en un club de fútbol, pero después nos dimos cuenta que era mucho más interesante contar la historia de las personas que estaban dentro de él". El proyecto surgió fundamentalmente porque a los tres guionistas, Campanella, Castets y Fernando Doménech, les apetecía escribir sobre algo que a ellos les gustaría ver en una pantalla.

Castets, hablador infatigable, relató también que en "Luna de Avellaneda" hay menos detalles autobiográficos que en "El hijo de la novia": "Aún así, el club en el que se basa es un club de fútbol real, en el que se discutía por 25 pesos. A nosotros nos parecía tan exagerado pelearse por tan poco dinero que subimos la cantidad a 55 pesos. Y en lo que se refiere al club, el escudo, el logotipo y las camisetas, son las de mi club de chaval, el Club Social Glorias Que Nacen Deportivo".

El tándem formado por el director, Juan José Campanella, el guionista, Fernando Castets, y dos de los actores principales, Ricardo Darín y Eduardo Blanco, les ha traído tan buena suerte que desde el principio de la historia ya contaban con ellos como protagonistas. A modo de anécdota, Castets explicó que el personaje de éste último, Eduardo Blanco, "está basado en un tipo real, con pelo largo, que escucha a los Credence, que muchas veces se cree que los diálogos de Darín los escribe el mismo actor. Curiosamente vio la película y no se reconoció".

Una pregunta que surge cuando se trata de guionistas es el tiempo que llevó escribir la historia. Sobre eso, el argentino, todavía no tiene un cálculo exacto: "Se hicieron 8 versiones de un guión que se inició en 2002. Estuvimos durante 2 meses todos los días. Después nos reunimos varias veces y lo rematamos durante 3 semanas más los tres guionistas juntos. Pero no sabría precisar, tal vez entre uno y otro ("El hijo de la novia" y "Luna de Avellaneda") transcurrieron 2 años, o 2 años y medio".

Fernando Castets continuará entregando su buen hacer y su buen humor a los 20 alumnos del curso de guión organizado por Abcguionistas que finaliza el próximo día 22 de julio. Otros guionistas que ejercerán su magisterio en estos cursos son Jordi Gasull, Fermín Cabal, Eliseo Altunaga, Valentín Fernández-Tubau, Tomás Rosón, Eduardo Milewicz, e Inés París.

© abc guionistas

19/07/2005 21:55:20