28/06/2009 - 8 usuarios online


Noticias de guión

"V de Vendetta", un guión "con mensaje" de los hermanos Wachowski


"V de vendetta"

En 1981, en medio del férreo gobierno de Margaret Tatcher, Alan Moore y David Lloyd publicaron por primera vez "V de Vendetta", una novela gráfica que apareció dentro de una revista de historietas independientes, que trasladó el espíritu de la Gran Bretaña de esos días a una Londres futurista, donde un dictador ejerce su dominio con una de las armas más poderosas: el miedo. Los hermanos Wachowski, hacedores de la trilogía "Matrix", tomaron esa historia para llevarla a la gran pantalla como guionistas y desatar la polémica con una trama que habla sobre el terrorismo, la censura, la homofobia, la tiranía, la corrupción y la libertad.

"V de Vendetta" sigue a la joven Evey (Natalie Portman), trabajadora de un canal de noticias que como todos los medios es manejado por el gobierno, quien una noche es rescatada de una peligrosa situación por un misterioso hombre enmascarado que se hace llamar V (Hugo Weaving, el agente Smith de "Matrix"). V es un hombre particular, educado, culto, solitario y violento. Su objetivo es liberar al pueblo de un tirano (John Hurt), cumpliendo aquella empresa que no pudo llevar adelante Guy Fawkes, un héroe que en 1605 fue ejecutado tras intentar volar los edificios del Parlamento en respuesta al gobierno tiránico de Jacobo I. V, como lo hiciera Fawkes, eligió el día 5 de noviembre para llevar a cabo su venganza por todos aquellos que padecieron la opresión. Evey lentamente se verá inmersa dentro de este plan y atraída por ese ser que se oculta detrás de una máscara.

Si bien la historia original tiene más de dos décadas y los Wachowski escribieron un primer guión a mediados de los 90, la película llega a las salas de cine en este 2006, en un momento donde el terrorismo ocupa el primer lugar en la lista de preocupaciones de los líderes del mundo. No es de extrañar entonces la polémica que desató esta cinta, a la que se llegó a tildar de ser un manual para el terrorista, ya que su héroe -al que nunca le veremos el rostro- es un hombre que atenta contra el gobierno y su sistema, mediante la violencia. Como para caldear las cosas, uno de los momentos claves de la historia relaciona al metro londinense con una carga de explosivos, algo demasiado cercano y real que obligó en su momento a modificar la fecha de estreno.

Amparado por los hermanos Wachowski, responsables del guión, James McTeigue se hace con la dirección de este film que con sus diferentes niveles de lectura representa a todo régimen totalitario y sus consecuencias, ya sea el nazismo -claramente reflejado en ese Hurt que tanto se asemeja a Hitler- o las dictaduras; con subtramas que aportan visiones sobre las distintas formas de coartar libertades individuales. Todo esto, y he ahí su gran mérito, dentro de un entretenimiento hecho y derecho, con una estética moderna y atractiva, que puede cautivar a aquellos desinteresados por los avatares de este mundo cada vez más turbulento.

© abc guionistas

08/04/2006 11:36:08